¿Quieres un cambio en tu baño pero tu presupuesto no te da para mucho?,

¿te da mucha pereza meterte en obras con todo el lío que supone y no tienes tiempo?,

¿te has cansado del lavabo de hace  10 años y lo ves pasado de moda?,

Estas y algunas preguntas más me las he hecho yo también alguna vez. No siempre nos podemos permitir hacer un cambio drástico a nuestra casa, tenemos otras preferencias, el colegio de tus hijos, los gastos que conlleva tener un casa, la comida, el coche….vale!!! ya paro que si no nos vamos a poner de mal humor y esa no es la cuestión, tenemos que encontrar recursos para que nuestra economía llegue a final de mes pero sin tener que renunciar a nuestros pequeños placeres.

Ahora me dirás que reformar un baño no es un placer, bueno depende como lo mires, depende como te guste tener tu hogar, depende de los detalles que te guste marcar en tu casa.

Yo cuando entro en un baño me gusta que me de sensación de frescura, sobre todo que esté limpio y que de sensación de orden.

Supongo que tus invitados también, bueno es una opinión muy personal, pero si opinas como yo te dejo esta idea por si la tienes que aplicar alguna vez, ya sea para tí, para vender tu casa o simplemente porqué quieras aconsejarla alguien que lo necesite.

Cuando entras en el baño de hace ya casi 10 años y ves que te da mal rollo, en este caso el color de las paredes eran cansinas, el baño de invitados no decía nada, así que con simple pintura y papel hemos solucionado la imagen. Le hemos dado la vuelta, Vamos!!! que te lo explico.

Si te fijas la pared principal al entrar está de un color rojo (color que en poco tiempo uno se cansa), la pared la solucionamos con un papel vinilo con imitación a baldosas hidráulicas (muy de moda últimamente pero que siempre han estado ahí ), te aconsejo que mires el dorso del papel para ver las características y que una de las que es indispensable si la pones como yo en el lavamanos que sea resistente al agua, si es una pared donde el agua no va a tener contacto lo puedes elegir solo para humedad.

Hemos pintado el resto de blanco para que destaque la pared principal, el espejo decapado es de tamaño pequeño ya que este lavabo tiene dos ventanas encima pequeñas, una que se abre y otra fija, está ultima hace de cuadro ya que se ve los arboles de fuera y le da frescor, hemos colocado un toallero lateral y acabamos con una estantería.

El toque final una pequeña alfombra antigua hecha a mano de diferentes colores que va a juego con los colores del cuadro.

Ya hemos conseguido por muy poco dinero un cambio fresco, limpio, luminoso, incluso ahora se ve más grande.

Para acabar falta pintar el marco y puerta de blanco, este te lo explicaré en otro post, como pintar puertas con chalk paint, fáciles y rápidas.

 

Espero que te sirva, un abrazo y nos vemos en la próxima publicación